MUNDO DE NIÑOS A.C.
Porque ellos merecen ser felices.
    DERECHOS Y OBLIGACIONES DE LOS NIÑOS


    San Francisco del Rincón, México. Martes, 22 . julio . 2008
    “Cuando nace un niño nace la esperanza de un mundo mejor, la esperanza se pierde cuando los padres no lo saben educar”

    • Los niños del mundo merecen ser felices y respetados, por eso se creó un acuerdo para declarar sus derechos y ser protegidos.
    • Todo derecho siempre va de la mano con una obligación.


    La Organización de la Naciones Unidas (ONU), esta formada por gente de todo el mundo y su trabajo es ayudar, defender y participar para que en el mundo exista la paz y la seguridad.  Ellos han estudiado la situación de los niños y piensan que por ser pequeños e indefensos, necesitan que los protejan y cuiden antes de nacer, después y hasta que cumplan la mayoría de edad.

    Es por eso que en Ginebra, Suiza, se creó un acuerdo donde se especifican todos los derechos de los niños. Este acuerdo sin precedentes, que ya ha sido ratificado por todos los países del mundo, explica los derechos de todos los niños a la salud, la educación, las condiciones de vida adecuadas, el esparcimiento y el juego, la protección a la pobreza, la libre expresión de sus opiniones y mucho más. Esos son derechos de los que deberían disfrutar todos los niños del mundo.

    No importa tu raza, color o religión, ni en qué país vivas, ni con quién; no importa si eres pobre o rico; no importa qué idioma hables o en qué religión creas. No importa si eres hombre o mujer y mucho menos cómo sea tu familia.

    Un niño es considerado como tal, siempre y cuando sea menor de 18 años. Si tu estas dentro de esta edad, tienes además de los derechos como persona, otros que están enfocados especialmente en tus cuidados y educación, pero para que estos se cumplan de manera equilibrada, debes tener en cuenta que todo derecho lleva una obligación en la que también participan tus padres y tu gobierno.

    Tienes derecho a tener un nombre, una nacionalidad, a conocer a tus padres y a ser cuidado por ellos. Pero tienes la obligación de colaborar con ellos en tus cuidados y de respetar la nacionalidad de otros niños con todo y los rasgos que esta representa, así como también llamarlos por su nombre.

    Tus padres deben darte un nombre y por otro lado el gobierno tiene la obligación de proteger tu identidad y las relaciones con tu familia.

    Si vives solamente con uno de tus papás o sin ninguno de los dos, tienes el derecho de verlos, platicar y convivir con ellos, así como el de no verlos si esto te provoca algún malestar.

    Si tu vives con uno o ambos padres ya sean biológicos o adoptivos debes tomar en cuenta que si los respetas y colaboras con ellos lograrán vivir pacíficamente. Los padres tienen juntos la obligación de criarte de la mejor manera y si es necesaria la ayuda del gobierno, les será dada.

    Tienes el derecho a expresar lo que piensas y sientes libremente, a que tus opiniones sean tomadas en cuenta. Pero también tienes la obligación de obedecer a tus padres cuando te digan que hay información que no es para ti y puede dañarte.

    Así como tienes el derecho a la información, tienes también la obligación de usarlos sin lastimar o faltar al respeto a los demás.

    Está también el derecho a la libertad de religión, pero siempre bajo la orientación de tus padres. También el de que otros niños y adultos respeten tu vida privada, la de tu familia, tu casa, tu correspondencia.

    Otro de tus derechos es el de tener una vida segura y saludable.

    Los niños que vienen de otros países y también los que están dentro del país que han sufrido por guerras, maltratos, torturas, abandono, explotación. etc. deben ser protegidos y se les debe dar una atención especial para que se recuperen.  Si tu eres un niño que afortunadamente no ha pasado por esas situaciones tan difíciles, tienes la obligación de respetar y si es posible ayudar a aquellos niños que las han tenido que vivir.

    Tienes el derecho de ir a la escuela, pero así como tienes el derecho a una educación, tienes la obligación de cumplir con las normas que se establecen en ella, a estudiar y superarte.
    Los niños con capacidades diferentes tienen derecho a una atención especial, a recibir atención en centros de rehabilitación, así como a la educación y capacitación adecuada que les ayude a disfrutar de una vida plena y decorosa.

    Existe también el derecho a descansar, jugar y divertirte, pero también tienes la obligación de respetar el descanso y juegos de otros niños, al igual que el de los grandes.

    Estos son solo algunos de los derechos y obligaciones que tienes por ser niño, pero desafortunadamente, a pesar de estos derechos todavía hay muchísimos niños en el mundo que padecen hambre, frío, golpes, explotación y desamor; que no asisten a la escuela y donde su casa es la calle. Ellos nunca han tenido un juguete, no saben lo que es una caricia, nunca nadie les ha dicho que los quiere, jamás los han arrullado o contado cuentos y además viven expuestos a miles de peligros en la calle.

    Tú, que cuentas con tus padres, con un hogar, comida, juguetes, salud, con educación y tantas otras cosas a las que tus derechos te dan acceso, aprovecha entonces esas oportunidades para ser útil a ti mismo y a la sociedad en la que vives, pero sin olvidarte de aquellos que no han podido disfrutar de lo que tu eres ahora: Un niño.

    Fundación Vamos México te invita a que exijas tus derechos, pero siempre con la responsabilidad que lleva cada uno de ellos. Y recuerda que……

    ¡Los derechos de los niños son tuyos y de todos los niños del mundo!

    Fuentes:
    www.elbalero.gob.mx
    www.unicef.org/mexico
    www.peques.com.mx

    Nota obtenida de Fudaciòn Vamos Mèxico
    © 2014 MUNDO DE NIÑOS A.C.